Etiquetas

, , ,

Escrito por: Liliana Quijada.
Casarapa fue una de las haciendas azucareras que se registraron en el Valle de Guarenas, teniendo como límites, por el norte el Río Guarenas, por el oeste la Quebrada de Cloris y por el sureste las Haciendas San Pedro, El Carmen y la Serranía de Oricupo. Se conoce de la existencia de la Hacienda Casarapa desde mediados del siglo XVIII.
Su primera propietaria fue Doña Margarita Gil, que al fallecer la deja en herencia a Martín Istúriz; a la muerte de este en el año 1825, toma posesión María de Jesús Istúriz. LLegado el año 1845 transfiere la propiedad a su hermano Pedro José Istúriz que a través de una “permuta de haberes” adicional adquiere tierras cercanas a la Hacienda haciéndola crecer en expansión en sus linderos. En 1880 fallece Pedro José Istúriz quedando su viuda Doña Mercedes de Istúriz a cargo.
La dinastía Istúriz finaliza en el año 1896 cuando es vendida a Don Emilio Franklin y Don Carlos Echeverría, siendo adquirida posteriormente por Alejo Telésforo en el año 1908, pasado ocho años se la otorga a su hijo Miguel Angel. En el mes de julio de 1916 cuando es adquirida la Hacienda Casarapa por los hermanos José María y Antonio Cartaya Trujillo, socios de la Sociedad Mercantil Cartaya Hermanos. Antonio Cartaya se casa con Isabel Abenante de D’Élia y fijan su residencia en la casa grande, esta permanencia dentro de Casarapa transcurre desde su adquisición hasta el año 1936 cuando se mudan a Caracas, quedando la Hacienda bajo la Administración de Don José María Cartaya, quien implementa cambios tecnológicos en la producción agrícola, pecuaria y en la técnica de industrialización de la caña de azúcar convirtiéndola en un período de 20 años, en la Hacienda más importante de las existentes en esos años, en el Valle de Guarenas.
 Antes de la fundación del pueblo, Guarenas producía en sus encomiendas abundante caña de azúcar. En 1950 Guarenas tenía 641,5 hectáreas cultivadas de caña de azúcar de las que se cosechaban 425 hectáreas que producían bruto 32.366.460 Kg de caña azúcar.
La última de las haciendas en desaparecer fue la Hacienda Casarapa.
En los años 1990 se  construyó La Urbanización Nueva Casarapa que fué un proyecto que se desarrolló sobre 200 hectáreas de terreno que formaban parte de la antigua Hacienda Casarapa, situada aproximadamente a 30 minutos de Caracas.

Anuncios