Una falla en el suministro eléctrico dejó sin luz a Caracas y a la mitad de Venezuela, cuyos estados recuperaron poco a poco la energía, en medio de un caos vial, especialmente en la capital.
 
Unas cuatro horas después del apagón, que comenzó a las 16:15 por la falla del suministro eléctrico que se generó en el sistema troncal nacional que alimenta el complejo hidroeléctrico del Guri, la energía había vuelto a diversas de las zonas afectadas, especialmente en Caracas, donde miles de personas se vieron atrapadas en la calle con dificultad para llegar a sus casas al quedar paralizado el subterráneo.
 
En declaraciones a emisoras venezolanas, el ministro del Interior, Ramón Rodríguez Chacín, señaló que hubo algunas incidencias, como una planta generadora que no funcionó en un hospital del área metropolitana y tuvo que ser auxiliado por ambulancias, aunque sin consecuencias graves, y las evacuaciones de vagones del metro que quedaron fuera de estación.
 
Hipólito Izquierdo, presidente de la Corporación Eléctrica Nacional (CEN), señaló que la causa del apagón fue un sobrecalentamiento de la principal línea de transmisión de energía del país, ocasionado por altas temperaturas y por un incendio forestal en el lugar donde colapsó.
 
Agregó que el fallo se produjo en el centro del país, entre los estados Guárico y Aragua, y afectó a la línea de 800 kilovoltios que parte de la represa de Guri y transporta el 80% de la electricidad del país.
 
El presidente de la Corporación calculó que el apagón dejó sin energía al 40% o al 50% del país, principalmente en las regiones central y occidental.
 
Asimismo, el alcalde mayor de Caracas, Juan Barreto, señaló a la emisora Unión Radio que los bomberos metropolitanos se declararon en emergencia para atender cualquier problema.
 
Consecuencias
Miles de ciudadanos tuvieron que buscar la mejor manera de volver a su residencia, algunos a pie, otros buscando transporte en la capital de más de cuatro millones de habitantes, con habituales atascos en las vías.

Tras caer la noche, cientos de personas estaban aún en las zonas céntricas de la capital a la espera de que se reanudará el funcionamiento del metro, que volvió a abrir sus estaciones horas después de la falla.
 
Durante varias horas, al final de la tarde, las céntricas avenidas de la capital se vieron abarrotadas de gente, en busca de medios para regresar a su casa, mientras cerraban las tiendas antes de su horario habitual.
 
Escenas similares se vivieron en otras grandes ciudades del país, especialmente en el estado Zulia, fronterizo con Colombia, pero también en los demás afectados, como Carabobo, Miranda, Lara, Táchira, Yaracuy y Portuguesa, todos situados en la parte occidental del país.
 
La empresa que brinda el servicio eléctrico en Venezuela, fue estatizada en 2006 por orden del gobierno de Hugo Chávez. En su momento, se atacó la gestión de CANTV y se justificó la medida explicando que garantizaría un mejor servicio, cuando ayer el 40% del país sufrió la falta de energía. Desde que está en manos del Estado, la compañía tiene como lema: "Iluminando el camino hacia el socialismo".

 

Venezuela: Caracas y medio país se queda sin luz

 
Unas cuatro horas después del apagón, que alcanzó la capital venezolana y varias regiones del occidente del país, la energía había vuelto a diversas de las zonas afectada

Infolatam
Caracas, 29 de abril 2008

Un fallo en el suministro eléctrico dejó sin luz a Caracas y a la mitad de Venezuela, cuyos estados recuperaron poco a poco la energía, en medio de un caos vial, especialmente en la capital, pero sin mayores daños.

Unas cuatro horas después del apagón, que alcanzó la capital venezolana y varias regiones del occidente del país, la energía había vuelto a diversas de las zonas afectadas, especialmente en Caracas, donde miles de personas se vieron atrapadas en la calle con dificultad para llegar a sus casas al quedar paralizado el metro.

Miles de ciudadanos tuvieron que buscar la mejor manera de volver a su residencia, algunos andando, otros buscando transporte en esta capital de más de cuatro millones de habitantes, con habituales atascos en las vías. Pese al caos que generó la situación, no se presenciaron escenas dramáticas ni de riesgo, indicaron las autoridades venezolanas, que destacaron el civismo con el que se vivieron las imprevistas circunstancias.

Tras caer la noche, cientos de personas estaban aún en las zonas céntricas de la capital a la espera de que se reanudará el funcionamiento del metro, que volvió a abrir sus estaciones horas después de la falla. En declaraciones a televisiones locales, el ministro del Interior, Ramón Rodríguez Chacín, señaló al final de la tarde que no había ninguna situación de emergencia en el país tras la interrupción del suministro eléctrico que padecieron la capital y trece estados de Venezuela, en su mayoría occidentales.

Dijo que en las próximas horas volverá al cien por ciento la normalidad en todo el territorio. El ministro indicó que hubo algunas incidencias, como una planta generadora que no funcionó en un hospital del área metropolitana y tuvo que ser auxiliado por ambulancias, aunque sin consecuencias graves, y las evacuaciones de vagones del metro que quedaron fuera de estación, sin que tampoco se registraran mayores problemas.

La falla del suministro eléctrico, que ocurrió alrededor de las 16.15 hora local (20.45 GMT), se generó en el sistema troncal nacional que alimenta el complejo hidroeléctrico del Guri. Hipólito Izquierdo, presidente de la Corporación Eléctrica Nacional (CEN), señaló que la causa del apagón fue un sobrecalentamiento de la principal línea de transmisión de energía del país, ocasionado por altas temperaturas y por un incendio forestal en el lugar donde colapsó.

http://www.infolatam.com/entrada/venezuela_caracas_y_medio_pais_se_queda_-8072.html

 

0206459B110111314151819

 

 

Anuncios