free counters

Sistema de teleférico de la ciudad de Caracas, Venezuela, inaugurado el 19 de abril 1952 por el entonces presidente de Venezuela, General Marcos Pérez Jiménez. Permaneció abierto hasta finales de la década de los años 1970, después de cerrado tuvo varios intentos de reabrirlo (1986, 1988, 1990), lo consiguió con éxito en el año 2000 cuando el gobierno nacional lo entregó en concesión junto con el Hotel Humboldt y las instalaciones que ahora llevan el nombre de Parque Ávila Mágica a la compañía Inversora Turística Caracas, la misma llevó a cabo la reconstrucción de todo el sistema del teleférico, así como la de las estaciones, cuenta con más de 70 cabinas que hacen el recorrido de 3,5 km en algo más de 15 minutos.

Sistema

El sistema original contaba con 4 estaciones y dos tramos, el primero entre la ciudad de Caracas (1000 msnm), y la cima del cerro El Ávila (2100 msnm), del mismo partía un subsistema de funiculares que llevaba a los pasajeros al Hotel Humboldt a unos 200 m de distancia, el segundo tramo partía de la estación Ávila, hacia la otra falda del cerro Ávila, que da al mar Caribe, pasaba por encima del pueblo de Galipán y terminaba en la estación El Cojo en la población de Macuto del Estado Vargas, cuando el sistema cayó en desuso se volvió obsoleto. La empresa operadora actual reconstruyó todo el primer tramo (MaripérezÁvila), convirtiéndolo en uno de los sistema más modernos del mundo, se planea la reconstrucción y modernización del segundo tramo del sistema.

El sistema conduce al visitante hacia la cima del cerro, donde se encuentra la última estación dotada con gran variedad de opciones para la diversión: una pista de patinaje sobre hielo, diversos locales y restaurantes, ventas de souvenir, un parque infantil y, por supuesto, el fabuloso Hotel Humboldt.

La pista de hielo mide 470 mts2 y cuenta con un moderno sistema de refrigeración, el cual mantiene la temperatura a 20 grados centígrados aproximadamente. Los usuarios podrán disfrutar de servicios de alquiler de patines, cafetería, baños y eventos especiales.

Aparte de la diversidad de kioskos que venden churros, chocolate caliente, perros calientes y otros snacks, puedes hacer reservaciones en restaurantes especializados, tales como el ‘Ávila Fondue’, uno de los pioneros abierto a mediados de 2003, y que, como lo indica su nombre, se especializa en los fondue de carne, queso y chocolate, incluyendo además un menú internacional.

En agosto de 2007 la concesión fue revocada aduciendo que la compañía privada no había cumplido con la promesa de la restauración del Hotel Humboldt y la reconstrucción del segundo tramo original El Ávila-Macuto , porque lo que el parque regreso a manos del Estado nuevamente, siendo rebautizado en octubre de 2007 con el nombre Warairarepano (así llamaban los indígenas al Ávila, su significado era por que el Ávila era la tierra de las dantas.

 

 

Anuncios